“Cuando encuentres a Buda, mátalo”. No lo digo yo, lo dice el proverbio. Y es que además ese cabrón se le parecía: gordo, calvo, con los ojos rasgados… si hasta vestía de naranja. Estaba claro, ¿no? ¿Quién coño iba a pensar que en China también había repartidores de butano?

SEGURIDAD CIUDADANA (y Feliz Año a todos)

¿Sí?... Ah, hola Jimmy. Sí, acabo de llegar ahora mismo ¿Ya te has enterado? Las noticias vuelan, chico. Por fin hemos acabado con ese cabrón. Esta vez estaba intentando entrar en la casa de Maggie y Brian. Sí, sí, por la chimenea, ¿puedes creerlo? Quiso escabullirse por el tejado. Casi lo consigue...menos mal que tengo buena puntería, ya sabes. Tenías que haber visto cómo trepaba. Se movía rápido el muy cabrón, y eso que estaba gordo. Gordo... y viejo. No me lo explico, debía tener cerca de 70. Como lo oyes. En serio, yo mismo le vi cuando cayó. Parecía un anciano, el pelo blanco, la barba blanca... ¿Qué? Sí, sí, seguro que era él. ¿Quién iba a ser si no, Spiderman? 
Lo que no entiendo es cómo se nos había podido escapar las otras veces. ¿Que por qué? Porque llevaba un puto traje rojo, tío. ¿A quién coño se le ocurre entrar a robar en una casa con un traje rojo? No, ni idea. No dijo mucho. Entre la caída y los perdigonazos lo dejamos seco. Pero vamos, que no era de aquí fijo. Yo que sé, hablaba raro, pero vamos, que lo mismo era porque estaba borracho, o con el mono. En serio, tenías que haberle visto trepar... vaya con el abuelo. Tampoco, ni documentación ni nada. No, no, parecía como de un país del norte. Sí, ya hasta los vikingos, jaja. Bueno, te dejo, que tengo que sacar la basura. Jajaja, sí... Joder, si es que hasta el gorro era rojo... Ya te contaré. Dale un beso a Liz. Ah... y ¡Feliz Navidad!

Despido el año con estas pocas líneas... y el buen propósito y firme promesa de dedicar en enero el tiempo que no he tenido al proyecto 32.0. Gracias por las cosas que habéis escrito...no me he olvidado de ello. Feliz Año.

6 comentarios:

  1. Muajajaja (risa trmendamente malvada) ya le han dado lo suyo al tipo ese :P

    ResponderEliminar
  2. Muy Feliz Año y gracias mil por el intruso de rojo.¿ Te has preguntado qué sería de nosotros sin tus bombones?nPués que nos convertiríamos en ese señor de rojo.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja era del norte fijo.

    Feliz año

    ResponderEliminar
  4. ¡Genial!...la de veces que he pensado en hacerlo yo...en matar a perdigonazos al anciano de rojo y a tres viejos que se hinchan a comer polvorones, beber leche y joder a los niños del planeta dejandoles debajo del árbol lo que no han pedido.
    ¡Bravo!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la justicia, alguien tenía que pagar por esos dejarme esos horribles calcetines!
    Feliz Año =D

    ResponderEliminar
  6. Alicia B.R.

    Estabas matando al papá Noel del primer cuento, ¿verdad? Yo siempre dije que el simpático era el Mesías.

    ResponderEliminar